microcredito campania 2015

Este reportaje fue realizado por Connie J. González, sobre Francisco, Oficial de Crédito deSociedad de Hucha y Crédito Apoyo Integral El Salvador. para el Portal de Microfinanzas.

Un Oficial de Crédito de Apoyo Integral nos permite acompañarle durante un día de trabajo

Francisco, investido de Bibliotecología en la Universidad de El Salvador tiene un año y medio trabajando en la microfinanciera Apoyo Integral, como Oficial de Crédito. Los Oficiales de Crédito son los encargados de averiguar nuevos clientes para la institución, además, procesan las solicitudes para nuevos microcréditos, llevan el orden los préstamos y pagos y dan servicio al cliente.

Actualmente, Integral tiene 130 Oficiales de Crédito que operan en diferentes zonas del país, atendiendo a más de 33,000 microempresarios y microempresarias, a través de 25 sucursales. Detrás de cada historia de éxito de las microfinanzas y los y las beneficiarias están los asesores, quienes día a día ofrecen nuevos servicios y productos para que cientos de emprendimientos se hagan ingenuidad.

Hace unas semanas Francisco invitó al equipo del Portal de Microfinanzas a acompañarle en uno de esos días que hay que hacer trabajo de campo. El objetivo de la invitación fue para enseñar cómo es el trabajo de un Oficial de Crédito y de que forma él contribuye a cumplir los sueños de los 218 salvadoreños y salvadoreñas a quienes atiende actualmente.

El día comienza a las 8:00 a.m. cuando Francisco llega a la oficina central de Apoyo Integral. Su primera tarea es la de consultar el sistema para enlistar los clientes que deben abonar ese día y los que están en mora, y hacer un llamado telefónico a cada uno de ellos. Asimismo, atiende a clientes que llegan a la agencia para derogar o solicitar un préstamo.

Seguidamente, Francisco, revisa las solicitudes de crédito como parte de su actividad en el Comité de Créditos.

A las 9:30 a.m. comienzan la ronda de visitas a clientes. Cada semana Francisco software sus panorama basado en la información que recibe sobre sus clientes. Cada reconocimiento es diferente, algunos clientes lo esperan con el cuota, a otros, que están en mora, en primera instancia se les recepción para consultar el porqué de la retraso en el suscripción. Francisco, no solamente recepción y monitorea a los clientes actuales, si no también va buscando nuevos clientes.

El primer negocio visitado durante el día fue un taller de mecánica automotriz, este taller ha conseguido ofrecer servicios como arreglos de vendaval acondicionado y pintura, gracias a los préstamos de Integral. El propietario del negocio comenta que actualmente tiene 5 personas como aprendices trabajando el negocio y ayudando en las reparaciones del día.

Camino a la sucesivo visitante, Francisco comenta sobre algunas de las ventajas de su trabajo, como oficial de crédito debe recorrer largas distancias adentro circunscripción franquista lo cual le da la oportunidad de conocer más a fondo su país, su gentío, la civilización y comportarse cada historia que hay detrás de un plan.

Francisco cuenta una anécdota, de un hombre que pidió un préstamo para comprar materiales reciclables – viejas botellas plásticas y latas de aluminio –, estos materiales los re-vende a empresas de reciclaje formales y consigue aventajar un pequeño ganancia de la saldo. Francisco exclama, “¡La verdad es que se puede hacer negocio de casi cualquier cosa!”

Uno de los momentos más difíciles a los que se enfrenta un Oficial de Crédito, es cuando se debe cobrar a una persona que por diversas circunstancias ha experimentado una quebranto en sus ventas y no puede retribuir el total de la cuota del préstamo. Frente a una situación específico como esta, afirma Francisco, se intenta encontrar un camino cíclico ajustado, para perseverar la relación con el cliente y a la vez conseguir obtener un arreglo de cuota.

Detrás de situaciones como la susodicho, existe un flanco humano que Integral comprende y desea atender por medio de sus servicios, que representan una opción para personas que no pueden entrar al sistema financiero tradicional.

Durante el día se visitaron siete clientes más en distintos lugares, con distintas historias: la dueña de una “pulpería” (pequeña tienda de productos comestibles y de uso domestico); la doctora y su hijo propietarios de dos farmacias; una mujer que revende fruta comprada del mercado central; la propietaria de un comedor; el propietario de un sitio de lavado de autos; y finalmente una mujer que tiene un puesto de saldo de pollos en el mercado.

Al salir del mercado, una mujer se dirige a Francisco para comentarle sobre una persona interesada en solicitar un crédito, él toma los datos para organizar una reunión con ella. Al terminar Francisco afirma: “Una de las mejores maneras de encontrar a nuevos clientes es a través de las recomendaciones de los actuales. Nuestros clientes actúan como “voceros” y así vamos conociendo a nuevos clientes casi todos los días.”

microcredito ticino

Después del desayuno comenzaron las nuevas visitas, Francisco suele revistar un aproximativo de doce clientes por día. El futuro cliente vive en una zona rural de El Salvador, en una montaña a 45 minutos de la ciudad, ese día debía enriquecer su mensualidad. De camino Francisco cuenta un poco sobre la historia del cliente:

“El día que el cliente llevó a la casa el cuartos del préstamo para su negocio, la suma de US$5,000, unos delincuentes llegaron a robarle todo. Cuando pidieron cuartos el cliente les contestó que no tenía carencia, aunque rebuscaron en la casa no encontraron el moneda y solamente se llevaron la mercancía de la tiendita. Cuando le preguntamos qué había pasado con el fortuna de su préstamo, sonrió y nos contó que cuando había llegado a la casa esa tarde, lo había escondido en medio del maíz detrás de la casa. A pesar de sobrevenir perdido boleto con el robo del inventario, utilizó parte del crédito para recuperarse, a la vez que invertía en su negocio.”

De regreso a la ciudad, se visitó a una mujer con un puesto de traspaso de fruta y vegetales, al costado de la calle. Mientras ella atendía varios clientes, Francisco esperaba y una señora se acercó preguntando por créditos para vivienda, el nuevamente le pide la información de contacto y le explica un poco sobre los términos y condiciones del préstamo.

El procedimiento a seguir para la aprobación de un nuevo crédito, explicó Francisco, comienza por solicitar los datos de las personas calificadas para percibir el crédito, seguidamente se pasan los datos a la oficina de aventura, para estudiar su calificación crediticia. Aproximadamente en un día, la oficina de aventura da una respuesta y se procede a preparar la solicitud para el Comité de Créditos de Integral, el cual se reúne día a día para revisar casos, ajustar, rehusar o aprobar las solicitudes. Dependiendo del proceso, la futura cliente de Integral podría consentir a su crédito en menos de una semana.

Finalmente, en la última invitado a una tienda pequeña, la clienta cuenta que hace dos meses unos jóvenes entraron a su casa y le robaron todo su inventario. En la misma semana del robo la mujer comunicó su situación a Integral y pudieron demorar a un acuerdo para apearse la cuota mensual y extender el plazo del crédito, así ella podrá continuar pagando la deuda. Aún así, los refrigeradores siguen vacíos y los estantes con pocos productos. Ella se muestra tranquila porque no le hicieron daño, sin confiscación, se lamenta por el patrimonio que representa la pérdida de su inventario.

Ayer de las 5:00 p.m. Francisco hace su última parada en la sucursal más cercana de Integral para depositar el caudal cobrado y luego sigue con destino a las oficinas centrales donde revisa su itinerario para el día venidero.

El Portal de Microfinanzas preguntó a Francisco si ha gastado resultados positivos de su arduo trabajo y él de inmediato contesta orgulloso con un sí. Luego ilustra su respuesta con la historia de un cliente, propietario de una ferretería pequeña. Él hombre comenzó con un pequeño puesto hecho de láminas en una esquinita de su contorno. Con el financiamiento de Integral pudo construir un nuevo edificio de pedrusco de cemento, nuevas estanterías e invirtió en productos para la saldo.

Francisco afirmó mientras sonrería: “Cuando veo estos casos de éxito, me siento orgulloso de mi trabajo. Me gusta lo que hago porque siento que estoy ayudando.” Además, termina con otra de sus anécdotas, en la que cuenta haberse disfrazado de Santa Claus la temporada navideña del 2009, para promocionar los productos de Integral en negocios de un pueblito en El Salvador.

De esta guisa Francisco termina con su día de trabajo y cierra la puerta de su Oficina.

microcredito ticino

Ver este video: Send Bulk SMS from PC to mobile in India from excel Free!!